Versalles

La ciudad de Versalles se sitúa a unos 21 km de París y es famosa por albergar el colosal palacio que lleva su nombre y los jardines que lo rodean.

Puede llegar usando la línea C del RER en un trayecto de unos 30 minutos de duración.

Dada las enormes dimensiones del conjunto, la gran cantidad de lugares que visitar y las largas colas de espera si accede por libre es muy recomedable contratar una visita guiada que además pueden incluir el transporte desde la ciudad y un almuerzo.

Luis XIV comenzó su construcción en 1668 partiendo de un pequeño refugio de caza que había construido su padre algunos años atrás. En 1682, antes de finalizarse las obras, se trasladó definitivamente convirtiéndose en la residencia oficial del Rey de Francia. Durante toda su vida no dejaría de ampliar el palacio y los jardines llegando a convertirse en el palacio más grande de toda Europa.

Tras su muerte en 1715 el palacio comenzó su declive, primero con los reyes Luis XV y Luis XVI y luego con el inicio de la revolución.

En 1979 fue declarado Patrimonio de la Humanidad en por la UNESCO.